17May

Ray Ban 5228 Color 2012 Eyeglasses 53 17

Estoy viendo el partido y Randle tiene pintaza. Se le ve potente , en carrera es dificil de parar a este tipo. Nunca sabes que lesiones tendrá cada equipo y esas plazas al ser equipos menos competitivos dependen de las lesiones. Anoche estuve viendo una gala de Drags, presentada por Arturo Vals y otra compaera de la tele, abarrotado el lugar, repleto de gente, los hoteles a tope. Menos mal que el cerebro humano evoluciona. Lo que antes era motivo de persecución y ofensa hoy es estrella de fiestas, de buen rollito y de diversión sana de la gente libre..

Sí, sin dudas, somos sólo tres y de repente hay un bache de letra, de algo, no sabés a quién le toca y buscás en el fichero para ver si sos vos o rogás que alguien te salve. Pero si uno se equivoca y otro no sabe, sólo queda un tercero para solucionar el problema. Eso me tiene un poco apabullada.

Ahí tenemos a un joven inglés que en una película inglesa de los primeros sesenta no pone cara de angry young man sino, más bien, de mod somnoliento. La película es en blanco y negro pero juraría (por su cara feliz, por su andar indolente) que ese día hace sol. Un día para levantar cabeza de una vez, como quien dice.

La mejor lecci que se puede extraer de todo esto es que el v lo aguanta todo. El negocio de Microsoft no es ese. Vale que no pueda “desdear” cualquier evolución tecnológica, pero es que tampoco le veo futuro al i pad, mas allá del par de aos. Si estoy en Zaragoza, me gustaría estar en La Corua. Si estoy en La Corua, me gustaría estar en la cima del Aneto, comiendo setas venenosas bajo el cielo helado. Si voy al cine, en mitad de la película me entran unas ganas revolucionarias de estar en mi casa viendo la televisión.

Fue saliendo poco a poco y llegó a ser consejera del presidente checo Vaclav Havel y presidenta del Comité Olímpico Checo. Además, está en el Salón de la Fama de la Gimnasia, en el Salón de la Fama del Deporte Femenino y fue condecorada por el emperador de Japón. A sus 72 aos sigue residiendo en Praga..

Con un vasto conocimiento acerca de la comunidad gay y una original narrativa como mayores herramientas a favor, Alonso Sánchez Baute sorprendió a la ciudad y al país con esta obra de evidentes tintes autobiográficos, en lo que parecía ser un promisorio prólogo a una remarcable carrera de escritor. Los seguidores de la literatura aún esperan una segunda gran novela de quien, por alguna razón, no ha sabido superarse hasta la fecha. Por lo demás un instrumento lingístico original, digno de ser incluido en cualquier antología bogotana de novela.

Deja un comentario